• https://stream20.usastreams.com:8068/index.htmlCHUMILLASsid=1

Internacional Nacional Principal

ACUSA EXFISCAL DE NAYARIT A GARCÍA LUNA Y CALDERÓN

Ñ

Édgar Veytia, criminal confeso encarcelado en Estados Unidos con una condena de 20 años fungió como testigo en contra de Genaro García Luna.

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 7 (XPFM).- El exfiscal del Estado de Nayarit, Edgar Veytia, se presentó este martes como testigo en el juicio contra el exsecretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, para acusarlo junto al expresidente Felipe Calderón Hinojosa, de proteger al Cártel de Sinaloa.

Conocido como “El Diablo”, Edgar Veytia fue fiscal de Nayarit durante el mandato de Roberto Sandoval entre 2011 y 2017, pero meses después de dejar el cargo fue detenido a solicitud de la Corte de Brooklyn, en Nueva York, en el puente fronterizo Tijuana-San Diego.

Fue acusado por cargos de conspiración, distribución y fabricación de drogas como heroína, cocaína, metanfetaminas y marihuana, así como el ingreso de ellas a los Estados Unidos por lo que fue arrestado el 7 de marzo del 2017.

El ex fiscal de Nayarit se declaro culpable de aceptar dinero de los cárteles de las drogas para ayudarlos a cruzar cocaína, heroína y metanfetaminas a los Estados Unidos, lo que le permitió tener una condena menor.

El 26 de septiembre del 2019 Veytia fue condenado a 20 años de prisión por la Corte Federal de Brooklyn, misma en la que hoy es juzgado García Luna y en la que se “especula” el exfiscal declara con tal de bajar años a su condena.

La acusación lanzada este martes por Veytia es en el sentido de que García Luna y Felipe Calderón habrían pactado entre 2006 y 2012 con el Cártel de Sinaloa para proteger al grupo criminal de sus adversarios y para actuar con impunidad.

Veytia aseguró que el supuesto pacto entre Luna y Calderón con el Cártel de Sinaloa, fue durante la gestión del exgobernador Ney González Sánchez entre el 2005 y el 2011.

Edgar Veytia dejó un legado de terror, criminalidad, secuestros, asesinatos y despojos de terrenos que pasaron a su nombre y de personas cercanas a él en lo que fueron años negros para los nayaritas que no tuvieron quien los protegiera.