• https://stream20.usastreams.com:8068/index.htmlCHUMILLASsid=1

Internacional Principal

Rusia lanza 122 misiles y 36 drones a Ucrania

* Al menos 30 personas murieron y 144 más resultaron lesionadas en el ataque ocurrido durante la madrugada de este viernes en el país.

Por Illia Novikov y Hanna Arhirova

Kiev, Ucrania, 29 de diciembre (AP) — Rusia lanzó 122 misiles y docenas de drones contra objetivos ucranianos, indicaron las autoridades este viernes, matando al menos a 30 civiles en lo que la Fuerza Aérea de Ucrania catalogó como la mayor ofensiva aérea de la guerra.

Al menos 144 personas resultaron heridas y un número desconocido quedaron sepultadas bajo los escombros durante el ataque que se prolongó por 18 horas, indicaron las autoridades ucranianas. Entre los edificios impactados en todo el país habría un hospital de maternidad, cuadras de apartamentos y escuelas.

Las calles de Kiev, la capital ucraniana, lucían llenas de vidrios rotos y metales retorcidos. Las sirenas de los servicios de emergencia y de ataque aéreo sonaron mientras columnas de humo se elevaban hacia un cielo azul brillante.

Kateryna Ivanivna, una residente de Kiev de 72 años, dijo que se arrojó al suelo tras el impacto de un misil: “Hubo una explosión y luego llamas”, detalló. “Me cubrí la cabeza y me tiré a la calle. Luego corrí hacia la estación de metro”.

Mientras tanto, en Polonia, las autoridades indicaron que lo que aparentemente era un misil ruso había entrado en el espacio aéreo del país el viernes por la mañana desde Ucrania para luego desaparecer de los radares.

En el ataque a Ucrania, las fuerzas aéreas interceptaron la mayoría de los misiles balísticos y de crucero, así como de drones tipo Shahed durante la noche, explicó el jefe del ejército ucraniano Valerii Zaluzhnyi.

Funcionarios y analistas occidentales habían advertido recientemente que en los últimos meses Rusia había limitado sus ataques con misiles de crucero en un aparente intento de acumular reservas para llevar a cabo ataques masivos durante el invierno, con los que buscaría quebrar la moral de los ucranianos.

El resultado fue el “ataque aéreo más masivo” desde la invasión a gran escala de Moscú a finales de febrero de 2022, escribió el comandante de la Fuerza Aérea, Mykola Oleshchuk, en su canal oficial de Telegram.

Hasta ahora, el mayor ataque era el registrado en noviembre de 2022, cuando Rusia lanzó 96 misiles sobre el país vecino, de acuerdo con el departamento. Con base en sus registros, el peor de este año ocurrió el 9 de marzo, con 81 misiles.

En el frente, los combates están prácticamente paralizados por la llegada del invierno luego que la contraofensiva estival ucraniana no logró avances significativos a lo largo de los alrededor de 1.000 kilómetros (620 millas) de la línea de contacto.

Las autoridades ucranianas han instado a sus aliados occidentales a enviar más defensas antiaéreas para protegerse de andanadas como la del viernes. Sus llamados coinciden con indicios de fatiga bélica, que lastran los esfuerzos para mantener los respaldos.

En un comunicado, el presidente estadounidense Joe Biden dijo que el bombardeo muestra que el presidente ruso Vladímir Putin debe ser detenido, “pero a menos que el Congreso tome medidas urgentes en el nuevo año, no podremos continuar enviando las armas y los sistemas vitales de defensa aérea que Ucrania necesita para proteger a su población. El Congreso debe dar un paso al frente y actuar”.

El Primer Ministro británico Rishi Sunak dijo que el enorme ataque debería incitar al mundo a tomar más medidas en apoyo a Ucrania.

“Estos ataques generalizados contra las ciudades de Ucrania muestran que Putin no se detendrá ante nada para lograr su objetivo de erradicar la libertad y la democracia”, afirmó Sunak en la plataforma de redes sociales X, anteriormente Twitter. “Debemos seguir apoyando a Ucrania —por el tiempo que sea necesario”.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, dijo que la magnitud del ataque debería despertar a la gente sobre las continuas necesidades de Ucrania: “Hoy, millones de ucranianos se despertaron con el fuerte sonido de las explosiones”, escribió en X. “Ojalá esos sonidos de las explosiones en Ucrania se pudieran escuchar en todo el mundo. En todas las grandes capitales, sedes y parlamentos donde actualmente debaten sobre dar más apoyo a Ucrania”.

En Kiev, el bombardeo causó daños en una estación de metro situada frente a una fábrica de la empresa Artem, que produce componentes para varios misiles de uso militar. Las autoridades no dijeron si la fábrica fue impactada directamente.

En total, el ataque impactó seis ciudades y llegaron reportes de muertes y daños de todo el país. Se lanzaron varias docenas de misiles hacia Kiev y más de 30 fueron interceptados, dijo Serhii Popko, jefe de la administración militar de Kiev. Allí murieron ocho personas, según las autoridades.

En Boyarka, una ciudad cerca de Kiev, los escombros de un dron derribado cayeron sobre una casa y provocaron un incendio.

Andrii Korobka, de 47 años, dijo que su madre dormía al lado de la habitación donde cayeron los escombros y fue trasladada al hospital en estado de shock. “La guerra continúa y le puede pasar a cualquier casa, incluso si crees que la tuya nunca se verá afectada”, dijo.

Tetiana Sakhnenko, que vive al lado, dijo que los vecinos corrieron con cubos de agua para apagar el incendio, pero que se propagó rápidamente. “Da mucho miedo”, señaló.

Cinco personas fallecieron y 20 más resultaron heridas en la ciudad oriental de Dnipro, donde cuatro pacientes de un hospital de maternidad fueron rescatadas de un incendio, según funcionarios.

En Odesa, en la costa sur del país, la caída de los restos de un dron causó un incendio en un edificio residencial de varias plantas, dijo el jefe regional, Oleh Kiper, añadiendo que dos personas murieron y otras 15, entre las que había dos menores, resultaron heridas en el incidente en Odesa.

Por su parte, el alcalde de la ciudad occidental de Leópolis, Andrii Sadovyi, reportó un muerto y ocho heridos además de daños en tres escuelas y un jardín de infantes.

En el noreste de Ucrania, el alcalde de Járkiv, Ihor Terekhov, dijo que la ciudad fue objeto de al menos tres oleadas de ataques aéreos durante la noche que incluyeron misiles S-300 y Kh-21. Una persona murió y al menos nueve más resultaron heridas, según las autoridades.

El comandante de la Fuerza Aérea, Mykola Oleshchuk, escribió en su canal oficial de Telegram que fue el “ataque aéreo más masivo” desde la invasión a gran escala de Moscú a finales de febrero de 2022. Hasta ahora, el mayor ataque era el registrado en noviembre de 2022, cuando Rusia lanzó 96 misiles sobre el país vecino, de acuerdo con el departamento, cuyos registros es el peor de este año, ocurrido el 9 de marzo, con 81 misiles.

En el frente, los combates están prácticamente paralizados por la llegada del invierno, luego de que la contraofensiva estival ucraniana no logró avances significativos a lo largo de casi mil kilómetros de la línea de contacto.

Las autoridades ucranianas han instado a sus aliados occidentales a enviar más defensas antiaéreas para protegerse de andanadas como la del viernes. Sus llamados coinciden con indicios de fatiga bélica, que lastran los esfuerzos para mantener los respaldos.

Funcionarios y analistas occidentales habían advertido que, en los últimos meses, Rusia ha limitado sus ataques con misiles de crucero en un aparente intento de acumular reservas para llevar a cabo ataques masivos durante el invierno, con los que buscaría quebrar la moral de los ucranianos.

Al menos 88 personas resultaron heridas y un número desconocido quedaron sepultadas bajo los escombros durante el ataque que se prolongó por 18 horas, dijeron las autoridades ucranianas. Entre los edificios alcanzados en todo el país habría una maternidad, bloques de apartamentos y escuelas.

El Presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, apuntó que las fuerzas del Kremlin utilizaron una amplia variedad de armas, incluyendo misiles balísticos y de crucero. “Hoy, Rusia utilizó casi todos los tipos de armas de su arsenal”, indicó el mandatario en X, la red social antes conocida como Twitter. Según el vocero de la Fuerza Aérea ucraniana, Yurii Ihnat, Moscú “lanzó aparentemente todo lo que tenía”, a excepción de misiles Kalibr desde submarinos.

El asalto comenzó el jueves y se prolongó durante la noche en seis ciudades, incluyendo la capital Kiev y otras zonas del este al oeste del país, indicaron las autoridades.

Los informes de decesos y daños llegaban desde todo el país. Cinco personas fallecieron y 20 más resultaron heridas en la ciudad oriental de Dnipro, donde cuatro pacientes de una maternidad fueron rescatadas de un incendio, según funcionarios.

En Odesa, en la costa sur, la caída de los restos de un dron causó un incendio en un edificio residencial de varias plantas, dijo el jefe regional, Oleh Kiper, y añadió que dos personas murieron y otras 15, entre las que había dos menores, resultaron heridas en el incidente en Odesa.

Por su parte, el Alcalde de la ciudad occidental de Leópolis, Andrii Sadovyi, reportó un fallecido y ocho heridos además de daños en tres escuelas y un jardín de infantes.

Durante la noche se lanzaron varias docenas de misiles hacia Kiev, en los que más de 30 fueron interceptados, apuntó Serhii Poplo, jefe de la administración militar de Kiev. Se produjo un incendio en un almacén en el distrito de Podil, en el cual se habría rescatado a cinco personas de entre los escombros.

En el noreste, el Alcalde de Járkiv, Ihor Terekhov, dijo que la ciudad fue objeto de al menos tres oleadas de ataques aéreos durante la noche, que incluyeron misiles S-300 y Kh-21. Una persona murió y al menos nueve más resultaron heridas, según las autoridades.

Información tomada de Sin Embargo