• https://stream20.usastreams.com:8068/index.htmlCHUMILLASsid=1

Estados Nacional Principal

ES INSTITUTO NACIONAL DE CANCEROLOGÍA UN ORGULLO DE MÉXICO

El Incan es uno de los mejores institutos para tratamiento de los distintos cánceres en América gracias al gran nivel de médicos, personal, trato humano y tecnología aplicada.

Por Gustavo Arteaga

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 25 (XPFM). -El director general del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), Abelardo Meneses García, explicó los tres ejes rectores por los que la institución es un orgullo para el país por sus logros con pacientes en etapas avanzadas de diversos tipos de cánceres.

De acuerdo a cifras proporcionada por Abelardo Meneses García, el Incan recibe cada año a cinco mil 500 nuevos pacientes, en su mayoría en etapas avanzadas, y tiene un seguimiento anual de más de 210 mil pacientes con una mortalidad anual sólo del 4.2%.

De acuerdo a publicaciones internacionales, el Incan que recibe un presupuesto anual de dos mil millones de pesos y es considerado uno de los mejores institutos en el manejo del cáncer en el Continente Americano, aún por delante de algunas instituciones de los Estados Unidos y Canadá.

Los buenos resultados y el porcentaje alto de pacientes recuperados se basa en tres ejes rectores que trabajando en conjunto multidisciplinario, siendo el primero el factor médico con doctores especializados altamente calificados en obtener evidencia científica con la que se plantean tratamientos.

“Lo que hemos implementado es el concepto de las unidades funcionales que lo que hacen es reunir a los especialistas (en diversos tipos de cáncer), por ejemplo, de cáncer de mama, cérvix de la matriz, o cáncer de pulmón, o de estómago. Entonces se reúne al especialista que atiende sólo este tipo de tumor, el cirujano.

“También se reúne el quimioterapeuta, un oncólogo médico, es el personal administrativo. Se discute y se llega a una conclusión basada en la evidencia de cómo debe de tratarse de ese paciente y entonces, ahora sí es multidisciplinario, es colegiado, y de esa manera nosotros podemos ya plantear un esquema de tratamiento”, explicó Meneses García.

Otro eje rector para el manejo de los pacientes es la infraestructura como son los laboratorios, el clínico y el de diagnóstico, además de equipos médicos de alta tecnología que permiten conocer con exactitud el tipo de cáncer, la evolución y la zona del cuerpo en la que se encuentra.

“Otra parte muy importante es contar con la infraestructura adecuada. Afortunadamente en el Incan contamos con equipo de vanguardia tanto para el diagnóstico como para el tratamiento.

“Tenemos aparatos como un ciclotrón que produce radiofarmicos y teniendo unidades de radiodiagnóstico nos permite saber dónde están localizados los tumores, si se ha extendido, si esta viable el tumor en otras partes del cuerpo”, explicó el director del Incan.

El último eje rector es del personal calificado del Incan, que cuenta con más de mil 850 trabajadores desde personal médico, de enfermería, laboratorios, administrativo y otros departamentos que siempre trabajando en conjunto para darle a los pacientes la mejor atención con calidad humana.

“El Incan es una institución nacional que atiende a pacientes con cáncer y está diseñado para pacientes que no tienen derechohabiencia, es decir, que no tienen cobertura social. Cualquier tipo de tumor maligno de cualquier parte de los 32 estados de la república pueden acudir a la institución y de preferencia que no tengan cobertura social.

“Además del factor humano, la sensibilidad que tiene nuestro personal es fundamental que hace que el instituto sea un orgullo para el país. El paciente se siente prácticamente en casa”, destacó Abelardo Meneses García.

Un promedio de siete a ocho de cada 10 pacientes que ingresan al Incan llegan en etapas avanzadas, por lo que la nueva misión de los directivos de la institución es abrir las puertas para que los pacientes reciban diagnósticos en etapas tempranas y su recuperación sea más factible y rápida.

“No podemos ser una institución receptora de lo que está sucediendo en el país en donde siete u ocho de cada 10 pacientes que llegan a nuestras instituciones llegan en etapas avanzadas.

“El Instituto Nacional de Cancerología quiso mover un poco este panorama y salir a abrir las puertas para trabajar mucho en lo que es prevención y diagnóstico oportuno sobre todo en esos tumores en donde es posible establecer un diagnóstico adecuado”, destacó el director del Incan.