• https://stream20.usastreams.com:8068/index.htmlCHUMILLASsid=1

Nacional Principal

Paridad no implica, necesariamente, avance en derechos de las mujeres

“La democracia mexicana merece que se consoliden, desde un enfoque inclusivo y respetuoso, los derechos humanos y, particularmente, la agenda de las mujeres”, afirmó la Presidenta del INAI.

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 27 (XPFM).- A 70 años de reconocimiento del voto femenino en México, que llegó 133 años tarde, es necesario replantear la construcción de un futuro más equitativo para los derechos políticos y libertades fundamentales de las mujeres mexicanas; para ello, hay que tomar en cuenta que la paridad no implica, necesariamente, un avance en la efectividad de sus derechos, consideró Blanca Lilia Ibarra Cadena, Comisionada Presidenta del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Añadió que se les debe procurar espacios políticos seguros, protegiendo sus datos personales, y se debe pasar de la paridad a la generación de políticas sustantivas con perspectiva de género.

Lo anterior, lo enfatizó durante el foro “Mujeres en el poder: el impacto y los retos del voto de las mujeres en México”, con el que se conmemoró el 70 aniversario del voto de las mujeres en México, en el Senado de la República, organizado por la Colectiva Nacional 50+1, encabezada por Claudia Corichi, y con la presencia de Ana Lilia Rivera, Presidenta del Senado de la República y Marcela Guerra, Presidenta de la Cámara de Diputados.

La Comisionada Ibarra Cadena destacó que “la democracia mexicana, sin duda, merece que se consoliden desde un enfoque inclusivo y respetuoso, los derechos humanos y, particularmente, la agenda de las mujeres”.

En el acto inaugural del foro, la Comisionada Presidenta del INAI consideró que no puede haber democracia sin que se respete la agenda de las mujeres, sin que haya justicia y, esto último, dijo, implica el reconocimiento de los derechos y las libertades entre las cuales está el derecho a saber.

“Conmemorar el derecho al voto de las mujeres es necesario para visibilizar la histórica vulneración de derechos que viven las mujeres, porque nos permite recordar que tuvieron que pasar 133 años para que en México se reconociera el derecho al voto. Esto no fue una graciosa concesión, fue una conquista, el resultado de la lucha de generaciones de mujeres valientes que dieron su vida para la ampliación de nuestros derechos”, planteó.

Agregó que es necesario que en México se configure una agenda en pro de las mujeres que incluya información certera de la realidad que viven; un marco teórico y analítico que permita interpretar su realidad, usando información confiable proveniente del Estado mexicano.

Enfatizó que el INAI, por medio de políticas como el Plan Nacional de Socialización del Derecho de Acceso a la Información (Plan DAI) o el Programa de Sensibilización de Derechos (Prosede) se atiende, permanentemente, a mujeres de grupos vulnerables para que, a través del ejercicio del derecho de acceso a la información, logren ejercer otros derechos humanos, como la salud, la educación y la vivienda.

Al referirse al valor de la transparencia en el empoderamiento femenino, Ibarra Cadena subrayó: “Para volver más legítima y genuina nuestra democracia, resulta imprescindible la transparencia, porque solo así se pueden, primero, identificar y, segundo, corregir brechas electorales y políticas de género, y así podamos tener una participación genuinamente más decisiva”.

La opacidad y la manipulación de la información, remarcó Ibarra Cadena, se han convertido en un mecanismo que impide ejercer un voto libre; por eso, dijo, la falta de publicidad resulta preocupante, y a veces también simulada y tramposa, por lo que es necesario insistir en que haya transparencia en todos los procesos de elección interna de las y los candidatos de todas las fuerzas políticas.

Empero, dijo, en menos de un siglo, las mujeres pasaron de no poder votar a lograr la paridad, producto de la reforma de 2019, que estableció la obligación de una representación paritaria. Sin embargo, aunque esto fue un salto enorme, no deja de ser básico, pues representa solo el piso mínimo, es decir, el punto de partida y no necesariamente el punto de llegada, explicó.

En su exposición, la Comisionada Presidenta del INAI también enfatizó que si no se garantiza la protección de los datos personales, no habrá espacios políticos seguros para las mujeres. Detalló que, en la era digital, las herramientas tecnológicas se han convertido, permanentemente, en una seria amenaza para las mujeres, porque la violencia digital es alta y se convierte en un arma para limitar el desarrollo político de las mujeres.

El uso de las herramientas digitales, para vulnerar la intimidad y dignidad de las mujeres, es en el fondo consecuencia de la vigencia y estereotipos que consideran a la mujer como un ser inferior, incapaz de ostentar el poder público, dijo, ante mujeres de todo el país.

La también Presidenta del Sistema Nacional de Transparencia (SNT) citó a la especialista Karolina Gilas, que refirió que por mucho tiempo, la subrepresentación de las mujeres en los espacios públicos y su subordinación al poder masculino han sido una norma en las sociedades, tanto en las democráticas como en aquellas que no lo son; esta inercia social y cultural debe ser vencida, recalcó.

Agregó que las cuotas de paridad no son suficientes, ya que se requiere de más acciones afirmativas para vencer las barreras impuestas por las prácticas y la cultura política, que limitan o impiden a las mujeres el ejercicio efectivo del poder público.

Ibarra Cadena propuso “comenzar por la transición de la paridad, a la generación de políticas sustantivas, donde se use la perspectiva de género y datos específicos sobre las condiciones particulares de las mujeres; solamente así podremos impulsar y diseñar acciones públicas que puedan transformar nuestra realidad cotidiana”.

Por su parte, Claudia Corichi, Presidenta Nacional de la Colectiva Nacional 50+1, apuntó que se requiere de más mujeres en los espacios de decisión, “pero lo que tenemos que poner en el centro de todo, es el tema de la igualdad, la lucha y defensa por la paridad, porque estemos seguras que no todo es para siempre, tenemos que cuidar y mantener los derechos que hemos logrado; luchamos contra las violencias hacia las niñas, hacia las mujeres y hacia los niños”.

En el foro también estuvieron presentes Eduardo Ramírez, Presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado; Carla Humphrey, Consejera del Instituto Nacional Electoral; la Magistrada Mónica Aralí Soto, integrante de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; la periodista Hannia Novell y la Senadora Elvia Marcela Mora.