Internacional Principal

Israel se niega a extraditar a Tomás Zerón

– Así como México castiga ante la ONU a Israel por crímenes que no cometió, según un funcionario israelí, puede que también esté persiguiendo a Zerón por motivos políticos

El Gobierno de Israel se ha negado a extraditar a Tomás Zerón, antiguo jefe de la investigación del caso Ayotzinapa, y quien ha sido acusado en varios procesos de tortura y desfalco. Zerón, prófugo de la justicia mexicana, se ha refugiado en Israel, donde ha pedido asilo.

Aunque el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha solicitado formalmente la extradición del exfuncionario, el Gobierno israelí ha decidido alargar el proceso, como respuesta a la posición de México en Naciones Unidas, que ha apoyado las investigaciones sobre denuncias de crímenes de guerra contra los palestinos, según ha informado este jueves The New York Times, que cita a un alto funcionario israelí.

Zerón enfrenta en México acusaciones por los delitos de tortura y desaparición forzada cuando fungía como director de la Agencia de Investigación Criminal, de la extinta Procuraduría General de la República (PGR), durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

El exfuncionario estuvo a cargo de dirigir las pesquisas tras el ataque y desaparición de los estudiantes normalistas en el Estado de Guerrero, en 2014. Además, la Fiscalía mexicana ha acusado al exfuncionario de la compra con sobreprecio de vehículos equipados con sistemas de espionaje, plataformas digitales de inteligencia y la construcción de un centro de la PGR en Querétaro.

A pesar de los crímenes que se le imputan, el Gobierno israelí no ha mostrado interés en avanzar en el proceso de extradición de Zerón, según las fuentes citadas por The New York Times. “¿Por qué habríamos de ayudar a México?”, ha dicho al diario estadounidense un alto funcionario israelí.

El forcejeo diplomático, que según el periódico estadounidense mantiene crispadas las relaciones entre Tel Aviv y Ciudad de México, se da como respuesta de Israel a la posición del Gobierno mexicano, que ha apoyado las resoluciones emitidas en el seno del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para investigar los abusos cometidos por el Ejército israelí contra la población palestina, incluyendo la ofensiva desatada en Gaza en mayo.

“El funcionario dijo que Israel no tenía ningún interés en acceder al pedido de extradición de México después de dichas medidas hostiles hacia Israel en Ginebra”. La reticencia a cooperar con México, dijo el funcionario, era parte de una diplomacia de toma y daca iniciada durante la gestión del exprimer ministro Benjamín Netanyahu, “que consiste en penalizar diplomáticamente a los países que se opongan a las políticas de su Gobierno”, ha revelado el diario estadounidense. EL PAÍS consultó a la Secretaría de Relaciones Exteriores sobre la revelación de The New York Times, pero no hubo respuesta a la solicitud de información.

Zerón ha pedido asilo en Israel, un proceso que se mantiene también estancado luego de que México solicitara su extradición. Según los funcionarios consultados por el Times, las autoridades israelíes analizan el caso del exfuncionario porque consideran que “ciertos aspectos de la solicitud” de asilo pueden ser procedentes. “Así como México castiga a Israel por crímenes que no cometió, según el funcionario, puede que también esté persiguiendo a Zerón por motivos políticos”, ha afirmado el periódico.

Buscado por la Fiscalía por los delitos relacionados con la investigación del caso Ayotzinapa, Zerón había huido primero a Canadá y luego se trasladó a Israel, según informó el presidente López Obrador. “Ya hay aviso a su Gobierno de que se tiene orden de aprehensión ya girada en contra de este señor”, afirmó el mandatario mexicano en septiembre. La Fiscalía también acusa a Zerón por el desvío de 1.102 millones de pesos —85 millones de dólares de la época— de la partida del presupuesto de la extinta PGR, que estaban destinados a gastos de seguridad pública.

Información de El País

  • https://stream20.usastreams.com:8068/index.htmlCHUMILLASsid=1