Estados Principal

Intimidaciones y detenciones contra el PRD en Veracruz

Las denuncias del PRD señalan directamente al gobierno del estado, acusándolo de intervenir indebidamente en el proceso electoral. Exigen que se “saquen las manos del proceso electoral” y se respete la voluntad popular sin presiones ni amenazas.

CIUDAD DE MÉXICO, junio 01 (XPFM).- El proceso electoral en Veracruz se ha visto empañado por una serie de intimidaciones y detenciones arbitrarias que afectan directamente a candidatos y familiares del Partido de la Revolución Democrática (PRD). Las acusaciones de coacción y abuso de poder han suscitado una airada protesta por parte de la dirigencia del PRD en el estado, exigiendo la intervención inmediata de las autoridades federales para garantizar un proceso limpio y justo.

En Acayucan, Cuitláhuac Condado Escamilla, quien encabeza la lista plurinominal del PRD, ha sido blanco de actos intimidatorios. Estos hechos no solo ponen en riesgo su candidatura, sino que además envían un mensaje de terror a los votantes y a otros candidatos que buscan participar en un proceso democrático transparente.

La situación es aún más grave en Santiago Tuxtla, donde el hijo de Argeniz Vázquez Copete, candidato a la diputación local, fue detenido por elementos de la seguridad estatal sin motivo aparente. Este acto, percibido como una clara maniobra de coacción, no solo vulnera los derechos humanos fundamentales, sino que también socava la integridad del proceso electoral.

En Ixhuatlancillo, el ejército ha sido señalado por amedrentar al padre de Vania Pérez Pérez, candidata por el distrito de Río Blanco. La presencia militar, lejos de proporcionar seguridad, ha generado un ambiente de miedo e incertidumbre, afectando directamente la participación ciudadana.

El PRD Veracruz ha alzado la voz, demandando el cese inmediato de estas prácticas intimidatorias y la garantía de un proceso electoral libre de injerencias. “Los elementos de seguridad deben garantizar a la ciudadanía la paz y la tranquilidad, no deben entrometerse en el proceso electoral”, manifestó el partido en un comunicado contundente.

Las denuncias del PRD señalan directamente al gobierno del estado, acusándolo de intervenir indebidamente en el proceso electoral. Exigen que se “saquen las manos del proceso electoral” y se respete la voluntad popular sin presiones ni amenazas.

Estas acusaciones y hechos recientes ponen de manifiesto la fragilidad del estado de derecho en Veracruz y la urgente necesidad de que las autoridades competentes actúen con firmeza para restablecer la confianza en las instituciones electorales. La comunidad nacional e internacional observa con preocupación estos eventos, que pueden tener graves repercusiones para la democracia en la región.

La integridad del proceso electoral es esencial para la legitimidad de cualquier gobierno, y en Veracruz, esta integridad está siendo seriamente cuestionada. La exigencia es clara: el cese total de la intimidación y coacción, y la protección de los derechos democráticos de todos los ciudadanos veracruzanos.

  • https://stream20.usastreams.com:8068/index.htmlCHUMILLASsid=1