• https://stream20.usastreams.com:8068/index.htmlCHUMILLASsid=1

Internacional Salud

AVANCES EN MATERIA DE SALUD ESTÁN EN PELIGRO: ANTÓNIO GUTERRES

  • A pesar del aumento de la esperanza de vida, la disminución de la mortalidad infantil y la erradicación de muchas enfermedades, estos progresos están en peligro ante la guerra y los conflictos, la crisis climática y las consecuencias de la pandemia de COVID-19.

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 22 (XPFM).- Durante la apertura anual de la Asamblea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) este domingo, el Secretario General de las Naciones Unidas ha destacado que la agencia nació de un espíritu de cooperación, lo que llevó a mejoras dramáticas en la salud humana.

“La esperanza de vida en el mundo ha aumentado más del 50%; la mortalidad infantil ha descendido un 60% en 30 años; la viruela ha sido erradicada; y la poliomielitis está al borde de la extinción”.

Sin embargo, António Guterres señaló que este progreso está en peligro. “La guerra y los conflictos amenazan a millones de personas. La salud de miles de millones está en peligro por la crisis climática”.

El titular de la ONU añadió además que el COVID-19 había estancado, e incluso invertido, las constantes mejoras en la salud pública, y provocado un retroceso en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de 2030.

ESFUERZO INTERNACIONAL

“Pero esto no es inevitable”, continuó. “Podemos volver a la senda del progreso. Podemos hacer realidad nuestras ambiciones de salud y bienestar para todos. Pero sólo si el mundo trabaja unido. Si cooperamos, a pesar de las tensiones en las relaciones entre las naciones”.

Guterres añadió que promover la salud pública a largo plazo, significaba reforzar la independencia, la autoridad y la financiación de la OMS, “que se sitúa en el centro de nuestro esfuerzo internacional” y debe tener un papel clave de coordinación en la lucha contra la próxima pandemia.

Mientras prosiguen las negociaciones internacionales para un nuevo plan de acción contra las pandemias, “es vital prepararse para las amenazas sanitarias que se avecinan, desde nuevas pandemias a peligros climáticos, de modo que prevengamos donde podamos y respondamos rápida y eficazmente donde no podamos”, afirmó el responsable de la ONU.

RESPUESTA COMPARTIDA

Reforzando ese mensaje en su discurso introductorio a la Asamblea, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que la salida del mundo del oscuro túnel de la COVID-19, no era “sólo el final de un mal sueño del que nos hemos despertado. No podemos simplemente seguir como antes”.

“Hay que comprender las dolorosas lecciones de la pandemia. La principal es que sólo podemos hacer frente a amenazas compartidas con una respuesta compartida”, explicó.

Al igual que el Convenio Marco de la Organización para el Control del Tabaco, el acuerdo sobre la pandemia que se está negociando “debe ser un acuerdo histórico para dar un giro paradigmático a la seguridad sanitaria mundial, reconociendo que nuestros destinos están entrelazados”, añadió.

Este es el momento de escribir juntos un nuevo capítulo en la historia de la salud mundial; de trazar juntos un nuevo camino; de hacer juntos un mundo más seguro para nuestros hijos y nietos”.

NUEVA RED DE PROTECCIÓN FRENTE A ENFERMEDADES

La Asamblea se ha inaugurado al tiempo que la Organización y sus asociados ponen en marcha una nueva red para ayudar a proteger a las personas de todo el mundo de las enfermedades infecciosas, gracias al poder de la genómica de patógenos.

La Red Internacional de Vigilancia de Patógenos proporcionará una plataforma para conectar países y regiones, mejorando los sistemas de recogida y análisis de muestras, utilizando los datos para impulsar la toma de decisiones en materia de salud pública y compartiendo esa información de forma más amplia, señaló la OMS en un comunicado de prensa.

La genómica de patógenos analiza el código genético de virus, bacterias y otros organismos causantes de enfermedades para comprender su grado de infecciosidad, mortalidad y propagación.

La Red tendrá una secretaría alojada en el Centro de Inteligencia sobre Pandemias y Epidemias, con un ambicioso objetivo, “que también puede desempeñar un papel vital en la seguridad sanitaria: dar a todos los países acceso a la secuenciación y el análisis genómico de patógenos como parte de su sistema de salud pública”, dijo Tedros.

“Como se nos demostró tan claramente durante la pandemia de COVID-19, el mundo es más fuerte cuando se mantiene unido para luchar contra las amenazas sanitarias compartidas”, finalizó.